Marketing digital. Diseño web. Cursos y capacitación.

emprendedor

¿Tienes perfil de emprendedor?

El perfil de emprendedor pareciera que ha sido más claro que nunca a partir de esta situación de pandemia.

Las restricciones en el comercio hizo agitar la economía de todo el mundo.

Muchos se quedaron sin trabajo y con ello, el sustento de la familia, o la disminución de la calidad de vida.

Las redes sociales se inundaron de algo más que memes e historias de vida fit. Ahora todo mundo tenía algo que ofrecer para vender en la colonia o fraccionamiento, sin importar la ubicación o el nivel económico.

El dinero dejó de concentrarse en la tienda de pasteles y ahora se atomizó en cientos, sino es que en miles, de hombres y mujeres que hacían los postres en el horno de la casa para comercializarlos en corto.

Súmale a eso el nuevo servicio de mensajería local, que de igual manera vio un boom con esta pandemia. Aunque no estoy seguro si realmente ganarán bien los repartidores, que ponen su vehículo a disposición de estas plataformas digitales de moto mandados.

El perfil de emprendedor

Sí, ese es el título, adentrémonos en ello. Mi idea es que estas personas iniciaron estos mini-negocios por dos razones principales: a) Por necesidad y b) Porque vieron una oportunidad.

Algunos se pusieron a vender cubrebocas importados de china, o los confeccionaron de muchos estilos a elegir. Algunas de estas personas vieron un incremento en la demanda de estos productos y los vendieron para llevarse una rebanada del pastel.

No creo que algunos de ellos se esté haciendo millonario vendiendo cubrebocas (porque la participación de mercado es mínima al haber mucha competencia), pero están en la jugada.

Haya sido por necesidad o por oportunistas, todos quieren lo mismo: dinero.

Estamos hablando de aquellos que iniciaron algo, sea cual sea el motivo. Pero de los que no hablamos es de los que NO lo hicieron.

¿Cuál es la diferencia entre los que se aventuraron y los que no?

emprendedor

En la pregunta está la respuesta.

Es una cuestión de actitud, casi diría que está en el ADN, pero sería ir en contra de desarrollar estas habilidades mercantiles.

Recuerdo la película de Terminator, que en pantalla aparecía como este robot o cyborg, lo que fuere, escaneaba todo lo que miraba. Aparecían cifras, datos, identificación de objetos, personas y cosas.

Bueno el perfil de emprendedor tiene lo mismo, todo el tiempo está escaneando oportunidades, procesando datos, creando proyecciones imaginarias, buscando información, de todo lo que ve.

Después de eso, ve la forma de utilizar todo esto en una acción concreta que le resulte en un beneficio (que sí, en mi perspectiva, la mayoría de las veces es económico).

Aún así… aún así… no es suficiente…

Mejor cito 5 características del perfil de emprendedor

1. Tiene actitud positiva

Si va a emprender, está pensando en los beneficios de sus acciones e imaginando sus resultados. Eso le motiva a realizar lo que se propuso.

Al compartir su idea, no se desanima si le empiezan a refutar o criticar su idea. Al contario, ve que son aspectos que tal vez no había contemplado y que le permitirían perfeccionar su plan.

Si empieza con ventas bajas o sufre algún revés, sabe que algo debe corregir o que debe haber otra manera de hacerlo, por lo mismo, no culpa a los demás si algo no hace bien.

2. Asume sus resultados

Como en todo emprendimiento, las cosas pueden ir bien o pueden ir mal. Sea cual sea el resultado, un emprendedor mantiene la cabeza fría y acepta los errores cometidos pero se reconoce los resultados positivos.

Todo tiene valor. A diferencia de la actitud positiva, los resultados son objetivos, concretos. Son cifras que se pueden calificar de óptimas o no. Están en marcadas en elementos cuantitativos.

3. El perfil de emprendedor incluye ser sociable

Hay quien le habla hasta las piedras. Que van a una reunión solo, y sin problema hacen un amigo en menos de 20 minutos.

No les da pena decir buenos días o buenas tardes a todo mundo, y si no le contestan, no pasa nada.

Las personas sociables crean lazos que podrían servirles posteriormente al iniciar relaciones comerciales.

generalmente son auténticos en sus expresiones verbales y no verbales, de esa forma ganan la confianza de los demás.

4. Si tiene que hacer algo, lo hace

Hay algunas cosas, muy específicas, que nos cuesta trabajo realizar.

Sí, a veces es hablar en público. A veces es realizar operaciones matemáticas o incluso diseñar un flyer para las ofertas de fin de semana del negocio.

Esas cosas que no son fáciles para muchos, al emprendedor no le detiene.

Le quedará bien, le quedará mal, pero ve la manera en que se haga.

5. Maneja indicadores (aunque no tenga la más mínima idea de qué sean)

El emprendedor va vendiendo más. Su capacidad instalada está al 70%. La rentabilidad disminuyó un 5% por el incremento en precio de un insumo.

Su participación de mercado se incrementó 8% en el mes pasado por la apertura de nuevos negocios en el sector de la construcción.

Todo esto el emprendedor lo sabe y no lo sabe. Si es alguien empírico, se deja llevar por la intuición y “siente” que las cosas van bien o mal.

Ve menos dinero en la cartera, ve más dinero en la cartera. Se da cuenta que le están pidiendo más productos en determinada zona de la ciudad. Sabe que a algunos les puede incrementar el precio y a otros tiene que bajarlo para mantener sus ganancias.

Probablemente desconozca algunos términos, pero la práctica le ha enseñado (le enseña) los aspectos a tomar en cuenta en un negocio.

6. Es capaz de inspirar.

Sí. Tanto a las personas que consumen sus productos o servicios, como a su equipo de trabajo.

Los clientes ven en el emprendedor la oportunidad de apoyarle en su crecimiento. Sienten un deseo de consumirle, no solo como una transacción comercial, sino como una forma de contribuir a su crecimiento. Eso inspira el emprendedor.

Por otro lado, cuando tiene colaboradores, ellos ven a un líder que les llevará a buen término. Es alguien a quien quisieran imitar, pues se percatan que emprender es posible.

Se encuentran en esta aventura por ese líder y le apoyarán, aunque haya que trabajar horas extras.

Eso inspira el emprendedor.

Valentía. Para dar cuenta de los propios actos hace falta un valor capaz de superar el temor al castigo. (Responsabilidad ante los demás).

Humildad. El orgullo dificulta pedir perdón; mientras que la persona humilde reconoce sus fallos. (Responsabilidad ante uno mismo).

A manera de conclusión

¿Cuál conclusión? ¡Seguramente hay más aspectos que son inherentes a un emprendedor!

Lo que es cierto es que el perfil de emprendedor es como una locomotora a toda velocidad que nada ni nadie podrá detener. En ese caso, los vagones son su familia, sus amigos y sus colaboradores. Todos están en ese tren con la certeza de que llegarán a un buen lugar.

Emprender no se trata solo de creación de empresas, puedes emprender un proyecto de remodelación de tu casa, puedes emprender el aprender un nuevo idioma, puedes emprender el crear un canal de streaming de videojuegos.

Sea lo que sea emprender, puedes hacerlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

audo.mx